Berni, una gran opción en vicente lopez

Berni, una gran opción en vicente lopez

Un sábado cualquiera, a eso de las 9am, nos levantamos con mi novia y decidimos que queríamos desayunar un buen café con algo rico. Teníamos ganas. Nos habíamos levantado así. El tema es que no teníamos taaantas ganas como para ir hasta Palermo, estando en Olivos, para encontrar un buen cafecito. Momentos como este son los que hacen que a uno le salga de adentro ese “Googleador Serial” que todos tenemos. Esto puede salir bien o salir mal. Te podés comer un buen chasco. Pero a medida que vas buscando, vas encontrando mejores fuentes donde buscar y hacen que se pueda achicar el margen de error. 

En este caso, ese sábado soleado, puedo decir que la pegué. Nuestra ardua búsqueda de un buen café por la zona de Olivos nos encontró apostando por una opción que hasta ese momento no habíamos ni escuchado nombrar. BERNI. Así, como suena. 

 El lugar está ubicado en La Lucila, precisamente en la calle Rawson. Zona dónde podemos decir que hay un pequeño polo gastronómico interesante con La Bataraza como capitán.

Es un salón bastante chico, donde gran parte del mismo lo ocupa la barra con una buena cantidad y variedad de cosas ricas a la vista. Si sos de los que no se deja encandilar por tortas y brownies seductores, lo que más te va a gustar de la barra es la Nuova Simonelli Appia II que se ve reluciente y que a los fanáticos del buen café ya nos da un mínimo de esperanza. Cuando el día está lindo, se arman un par de mesitas afuera que por lo general están ocupadas.

La carta es bastante amplia y ofrece buena variedad de dulce & salado. Nos gustó tanto todo que lo recomendamos a varios amigos. También volvimos a probar cosas que nos habían quedado pendientes. Les dejo algunas recomendaciones, pero apuesto que cualquier cosa que elijan, va a estar bien. 

Para tomar pueden pedir cualquier café porque con esa máquina y un buen barista no se falla. Café de Puerto Blest mediante, el tridente máquina-barista-puerto blest se asemeja a un Messi-Suarez-Neymar del Barça. O a un Rolfi-Pocho-Silvera. Yo recomiendo un flat white bien hecho para acompañar algunas de las delicias dulces o saladas.  

Para comer yo recomiendo…

1) Las tostadas con queso y palta. La rompen. Pan de masa madre, buena cantidad de queso, generosos triángulos de palta y algunos cherries cayendo por encima. 
2) French toasts y Croque Madame. Si te gustan estos manjares franceses, pida tranquilo que sale muy bien.
3) Scon dulce. Aposté por él en la primera visita a pesar de las críticas de mi novia y fue amor a primera vista. Gran tamaño y tremendo sabor. Pueden pedirlo para llevar y lo combinan con unos mates en casa.
4) Cualquier combo. Si, porque además de que tiene buenos precios, BERNI ofrece unos muy buenos combos a precio amigo con combinaciones como Café (cualquier café de la carta) + Jugo de naranja + Tostadas con jamón, queso y huevo revuelto. Y vale aclarar que no escatiman con nada. No es ese famoso combo que te trae media tostadita, una feta invisible de queso, otra de jamón y un cuarto de huevo revuelto. Son muy buenas opciones. Sobre todo si querés probar varias cosas, podes pedir dos o tres combos y reír.

La carta también ofrece buenas opciones para almorzar. La recomendación, como siempre, es que vayan y elijan su propia aventura. El lugar no los va a decepcionar. Estamos en condiciones de decir que por primera vez en varios años encontramos en Vicente López, un buen lugar para desayunar, merendar, almorzar y sobre todo… tomar un buen café.

 

  • Comodidad 85% 85%
  • Limpieza 85% 85%
  • Experiencia 80% 80%

Berni en redes

Post relacionados
PARRILLA MARUCHA

PARRILLA MARUCHA

Ubicado en el barrio de Nuñez, este es uno de esos lugares que la gente que lo conoce, vuelve. Y vuelve después de quizás no contarle a otros lo bien que la pasó o lo rico que comió. Pero no porque no sea un lugar para recomendar. Todo lo contrario. Lo que pasa es que a veces muchos tenemos el temor de que si “popularizamos” algo , ese algo cambie y pierda su esencia. Esa esencia que le imprimió desde el día cero Miguel, su dueño, y quien se encarga, junto a sus hijos y otros hermosos personajes más, de cuidar de todos los detalles para mantener esa impronta hermosa del lugar a pesar del paso del tiempo. Ese “no sé qué” que te hace sentir como en tu casa aunque vayas solo, con amigos, con tu chong@ o quien sea. 

Y de eso se trata Marucha, de hacerte sentir como en familia.  Porque tanto Miguel (también atiende las mesas) como todos los mozos desde el momento en que entras, te abrazan como el objeto mas preciado del local. Es que ese es su caballito de batalla; La atención. 10 puntos. Es que la familia contagia a todos con su vocación de servicio, quizás “contrabandeada” en aquel barco que los trajo de Uruguay algún tiempo atrás.

La comida no se queda atrás. Para arrancar, para pedir ni bien te saluda alguno de los mozos, la tortilla de papa es una hermosa opción que le pelea palmo a palmo a la provoleta. Pero si se puede, si la panza y la billetera te da, anda por todo. Pedi las dos. No defraudan.  Probablemente, si saludaste y te dejaste saludar, te ganes algun chorizito con chimi y criolla para degustar. 

La carne es una locura. El Bife a la Uruguaya se te manda a las papilas gustativas como si fuera el Diego contra los ingleses. Un poema. Si lo pedis con fritas vas entendiendo todo. Pero si sos más clasicón anda por una Entraña que sale muy bien y podes acompañar con una rúcula, tomate y parmesano. Buena opción de acompañamiento ya que rebalsa de queso. No escatiman. Otra buena opción de ensalada para acompañar es la de rúcula, huevo y palta. Le tiras Oliva a eso y es un festival.

Cuando sentís que vas a explotar, tenes dos opciones… Seguir el camino de los cobardes o dejarte enamorar por un hermoso flan mixto Y (no o, sino Y) un budin de pan nivel Dios.  

El precio está acorde a lo bien que se morfa. Precio calidad se encuentran en un punto justo en este acogedor local de dos plantas que nos presenta algún que otro desafío a la hora de encontrar lugar para estacionar. Manejate en bici y vas a llegar rápido a esa provoleta y además no contaminas.

 

  • Comodidad 85% 85%
  • Limpieza 100% 100%
  • Experiencia 100% 100%
  • Calidad del producto 100% 100%
Post relacionados