El orgullo del oeste se llama In-N-Out

por Oct 30, 2020Costa Oeste, Destacados, Estados Unidos, Manifiesto del Buen Diente, Viajes0 Comentarios

La gente que nos recibió en Los Ángeles nos había advertido que el orgullo del oeste se llama In-N-Out. Además, nos comentaron que apenas pusiéramos un pie en la ciudad tras bajar del avión íbamos a ir a comer ahí. Y así fue. Llegamos a las 11 de la mañana y al salir, fuimos a un local que estaba a metros del aeropuerto.

El local tiene una decoración retro, como si no hubiese sido jamás modificada en toda su historia. El menú es muy chico, con pocas variantes. Pero contrario al sentido común, eso hace que el lugar sea más increíble.

Investigando un poco, la cadena no ha evolucionado mucho desde que los abuelos de la actual dueña la fundaron en 1948. El pan se sigue horneando cada mañana y en tres fabricas se muele la carne que entregan diariamente a los trescientos treinta y tres locales propios.

Y no es que no les entregan a las franquicias, es que no las tienen. Todos los locales existentes son propios de la marca y todos se encuentran en California.

Esto, le permite aplicar algunas reglas que se cumplen a rajatabla: están prohibidas las lámparas de calor, los microondas y los congeladores. Además, se respeta la misma receta hace 70 años. No se ha cambiado y no se va a cambiar.

Se han hechos los mínimos cambios posibles, por ejemplo, en 2018 se agrego al menú la opción numero 15 que es el chocolate caliente. Siempre hablando del menú a la vista, porque cuentan también con un menú secreto que se pide diciendo las palabras o frases claves para que el empleado que te atiende te entienda. En su web, hay algo de información sobre el no tan secreto menú, pero además hay otros pedidos que siguen sin estar online.

Este menú secreto, fue pedido en su totalidad por una cronista de Serious Eats y detallado en el siguiente articulo. Realmente una locura.

Estos valores y la calidad de sus productos han logrado que In-N-Out tenga fieles seguidores, muchos de ellos famosos actores o personalidades de Hollywood e inclusive de Estados Unidos.

Hablando propiamente de la hamburguesa, las tres o cuatro veces que comimos en el local durante el viaje, siempre pedimos la double-double que es la estrella de la cadena. No sabíamos del menú secreto cuando fuimos. Pero con la doble me bastó para saber que es una hamburguesa excelente.

Aunque prefiero Five Guys y Shake Shack, su historia y su calidad hacen que le tenga un cariño especial y que se ubique en el top tres de burgas yankis. Comimos un par de veces en Los Ángeles, y otro par de veces en Las Vegas, y siempre sentimos lo mismo: El orgullo del oeste se llama In-N-Out.

In-N-Out en fotos
Post relacionados
También podés leer:  La felicitá: una excelente propuesta parisina

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Unite a nuestra comunidad y recibí nuestras novedades.

Ya sos parte de nuestra comunidad!

Share This