Laban Patisserie, un pedacito de Francia en Cañitas

por Abr 27, 2021Amor Cafetero, Destacados, Manifiesto del Buen Diente, Panaderías0 Comentarios

El domingo estuvimos por Belgrano y Palermo con la intención de probar un cafecito de especialidad y también pasar por esta panadería argentina-francesa que tiene algunos productos de consumo obligatorio. El barrio y Labán Pattiserie ayuda a viajar mentalmente a un pedacito de Francia mientras estamos en Cañitas.

Es importante decirles que LABÁN no cuenta con cafetería de especialidad. Cuenta con una nespresso de capsulas por si alguno quiere tomar algo ahí, pero es estrictamente una panadería. Si alguno quiere tomar un buen café, hay por lo menos tres cafeterías de especialidad a menos de 5 cuadras.

La compra iba a ser para consumir por la tarde ya que veníamos de desayunar en un café a un par de cuadras. Estábamos llenos.

El objetivo número uno de la visita era el emblema de Labán Pattiserie: un macaron con crema helada de pistachos y pistachos en el borde. Visualmente hermoso, ya basta para que la experiencia sea inigualable. Solamente se supera cuando ingresa en el paladar: realmente increíble.

Pero entre el objetivo y el momento del pago, pasaron cosas. La barra es muy tentadora, la atención de las chicas es muy buena. Tuve que agregar algunas cosas y todas estuvieron muy a la altura del macaron.

En primer lugar, agregue unos Caneles de Burdeos. Ya las había visto en otros locales y quise probarlos. Sino saben que son, una de las chefs de Labán explica la receta en este link que esta en una página de gastronomía francesa en Argentina.

Es como duro por fuera y bien cremoso por dentro. El sabor a mi me pareció parecido a la Creme Brule con un dejo de Ron. Excelente opción.

Otra de las cosas que agregué fue un palmerón. La típica palmerita de panderia, pero gigante y re contra hojaldrada. Excelente.

Por último, elegí unas facturas que eran chatitas con pastelera y membrillo (pero no dulce, sino pedacitos de membrillo). Esta fue una revelación sin dudas. Aparentemente no están siempre como opción y tuvimos la suerte de probarlas.

Gran lugar para ir a conocer. Hasta casi caigo en la tentación de comprar unos pines hermosos que venden con forma de Croissants o macarons o varios modelos que tienen. Recomendamos fuerte Labán Pattiserie, un pedacito de Francia en Cañitas.

LABÁN PATTISERIE EN REDES

Post relacionados
También podés leer:  San Sebastián, el encanto del país vasco

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unite a nuestra comunidad y recibí nuestras novedades.

Ya sos parte de nuestra comunidad!

Share This