PARRILLA MARUCHA

por Abr 15, 2020Manifiesto del Buen Diente0 Comentarios

Ubicado en el barrio de Nuñez, este es uno de esos lugares que la gente que lo conoce, vuelve. Y vuelve después de quizás no contarle a otros lo bien que la pasó o lo rico que comió. Pero no porque no sea un lugar para recomendar. Todo lo contrario. Lo que pasa es que a veces muchos tenemos el temor de que si “popularizamos” algo , ese algo cambie y pierda su esencia. Esa esencia que le imprimió desde el día cero Miguel, su dueño, y quien se encarga, junto a sus hijos y otros hermosos personajes más, de cuidar de todos los detalles para mantener esa impronta hermosa del lugar a pesar del paso del tiempo. Ese “no sé qué” que te hace sentir como en tu casa aunque vayas solo, con amigos, con tu chong@ o quien sea. 

Y de eso se trata Marucha, de hacerte sentir como en familia.  Porque tanto Miguel (también atiende las mesas) como todos los mozos desde el momento en que entras, te abrazan como el objeto mas preciado del local. Es que ese es su caballito de batalla; La atención. 10 puntos. Es que la familia contagia a todos con su vocación de servicio, quizás “contrabandeada” en aquel barco que los trajo de Uruguay algún tiempo atrás.

La comida no se queda atrás. Para arrancar, para pedir ni bien te saluda alguno de los mozos, la tortilla de papa es una hermosa opción que le pelea palmo a palmo a la provoleta. Pero si se puede, si la panza y la billetera te da, anda por todo. Pedi las dos. No defraudan.  Probablemente, si saludaste y te dejaste saludar, te ganes algun chorizito con chimi y criolla para degustar. 

La carne es una locura. El Bife a la Uruguaya se te manda a las papilas gustativas como si fuera el Diego contra los ingleses. Un poema. Si lo pedis con fritas vas entendiendo todo. Pero si sos más clasicón anda por una Entraña que sale muy bien y podes acompañar con una rúcula, tomate y parmesano. Buena opción de acompañamiento ya que rebalsa de queso. No escatiman. Otra buena opción de ensalada para acompañar es la de rúcula, huevo y palta. Le tiras Oliva a eso y es un festival.

Cuando sentís que vas a explotar, tenes dos opciones… Seguir el camino de los cobardes o dejarte enamorar por un hermoso flan mixto Y (no o, sino Y) un budin de pan nivel Dios.  

El precio está acorde a lo bien que se morfa. Precio calidad se encuentran en un punto justo en este acogedor local de dos plantas que nos presenta algún que otro desafío a la hora de encontrar lugar para estacionar. Manejate en bici y vas a llegar rápido a esa provoleta y además no contaminas.

 

Post relacionados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Unite a nuestra comunidad y recibí nuestras novedades.

Ya sos parte de nuestra comunidad!

Share This